viernes, 30 de septiembre de 2011

“Déjame socavarte una vez más… sólo un poco más.
No pasa nada si son sólo palabras, ¿verdad?”

.17-09-2011
Quiero estar contigo, quiero vivir en el murmullo de tu boca y en el ardor de tus besos. Quiero enterrarme bajo el candor de tu aroma, y perecer entre la dicha de saberte tan mía como ajena soy de la noche cuando estoy contigo. Quiero verte, sentirte estremecer bajo el pudor de mi tacto y la perfidia de mis caricias…. Quiero marcar tu inmaculada piel… quiero tenerte, te quiero mía.

Grita, huye… escóndete cuanto gustes de mí. Eres la pesquisa de mis tentaciones y el eterno crepitar de mi alma enmudecida. Y es que no existe nada más etéreo… no existe eco capaz de eclipsarte.
No quiero ni busco absortarme en otros mundos con palabras ajenas a estas, puesto que, solo así soy capaz de ofrecerte la epígrafe de una nueva historia. Déjame sucumbir contigo y a tu lado… déjame renacer energúmena y sedienta de ti… furtiva.
.                                                                                                                                  .Enajéname…

Quiero ser el secreto que se oculta tras el brío de tus ojos y aquella sombra que ofuscas cuando alejándote fríamente te despides, dejándome sin más que las sobras de tus besos… Entiende que ya no me basta con tenerte y no tenerte… entiende que me encuentro ahogada en el sosiego dejado por tu presencia entre las sabanas de mi cama, en aquellas noches que solo pude vivir, porque las viví contigo.

Puede que ya empiece a escribir más comas y/o intensiones de las que puedo contar, pero… entre ellas estos espasmos a oscuras que llamo noches… son un poco más apacibles.

Me pregunto cuántas fantasías podrían arraigarse al intrépido e inocente juego que me propones cada vez que, estando a solas, me miras a los ojos. ¡Y es que cómo negarme! Esos deseos son tan tuyos como míos, al igual que sólo yo sé lo que callas cuando te ocultas tras la excusa de que ha caído la noche y tú con ella dormitante.

Adriana De Sá

******
Quiero ser el estertor de todo aquello que te inhibe, quiero ir más allá de tus miedos y tentaciones, quiero ser el eco hecho ya palabra, capaz de acorralarte en el fondo de ti misma hasta arrancar todo punto, toda coma: todo margen de limite. Quiero llegar tan lejos como nadie, y estar tan cerca de ti, como sólo unos pocos.

- --------Quiero que sientas el beso de mis palabras en tus mejillas, y la humedad de mis labios en tu boca.



3 comentarios:

Graci Martínez Rangel dijo...

Adrii...no son sólo palabras.....son letras formando frases que al hacerse palabras recobran vida cada vez que se leen...son frases profundas de las cuales sólo tú le das la libertad condicionada por tus sentires secretos..esos sentires q yacen en tu tacto....

Jess dijo...

Dejarse llevar y escribir…

Compartimos el gusto por entrelazar palabras hechizantes… Plectro, una inspiración afín… Anoche en el umbral del sueño, alimentaba los hados de las palabras en futuros versos que recitaba y grababa para luego escribir, de los secretos de las palabras que a otros desconocidos se enlazan como un hipnótico abismo de emociones que elevan y abrazan…

Soñé con esas palabras… y me alegra la afinidad de leerte……

Aunque tiendo a querer seguir durmiendo…

Saludos Damita…

Alfa.. dijo...

Sin palabras. Felicidades y aplausos srta adriana!!